lunes, 1 de marzo de 2010

Minusválido Mental Agresivo

___Clasificación: Crónica del Autor___

Recuerdo una imagen de una señora que se dirigió a la madre de un chico retardado mental y le dijo: "estos niños son una bendición de dios, no tienen maldad".
Por su puesto que esta señora no conocía al Cerdo del que les voy hablar.

Con las únicas personas que permito que mi indulgencia no sobrepase el límite y salte la barrera del lado de la intolerancia, son con los retardados mentales, naturalmente por su discapacidad intelectual los recibo con gran aprecio y porque los considero más sanos que cualquier otro ser humano.

Sin embargo, descubrí que en su especie no todas estas criaturas son amables y pacíficas. Al menos no lo era la persona a la que haré referencia. Ignoro si se trataba de un retrasado edición limitada o si hay muchos iguales y yo no los conozco.

Sea como fuere, la vida le había dado dos dedos menos de frente y sospecho que la sociedad también lo había golpeado. El último "golpecito" se lo dí yo.

Hace unos días me dirigí a una papelería para comprar folios. Ni bien abrí la puerta para ingresar, me encontré con un panorama extraordinario: en el suelo se hallaba recostado un chico de unos dieciocho años que cantaba a los gritos demenciales. Le habrá tocado la lotería - pensé -.
Pero no, era el mismo ruido ensordecedor con el que me suelen sangrar los oídos cuando paso por la puerta de un colegio primario en horarios de salida.

Me dí cuenta de que su cuadro patológico pintaba muy mal, que en su cabeza se le habían complicado las cosas. Era evidente que no le llegaba agua al tanque y que le habían saltado unos cuantos fusibles.

El fenómeno se incorporó y me preguntó lo que quería. Le dije que venía a comprar folios A4. Para mi sorpresa, comenzó a insultarme y a tirarme una lluvia de lapices que agarraba del mostrador, como si el exorcista se hubiera apoderado de su cuerpo y Anthony Hopkins le hubiese comido el cerebro.

No quería decirle algo que quizás pudiera ofenderlo, pero como me falla el corazón, pensé que no pasaría nada si hacía justamente lo contrario.

- Diego: "ah, pero vos sos minusválido mental y agresivo"

- Retardado: "¿qué?" - mientras intentaba escupirme -

- Diego: "que sos un minusválido mental agresivo"

- Retardado: "¿qué es eso?" - preguntó interesado mientras logró calmarse -

- Diego: "a ver cómo te explico, ¿a vos te gusta el fútbol?"

- Retardado: "sí" - contestó ansioso -

- Diego: "¿pero sabes cómo se juega?"

- Retardado: "sí" - asintió con la cabeza -

- Diego: "bien, vamos por parte. Minusválido mental vendría a ser cuando a alguien le falta un par de jugadores. Intenta imaginar que en la cabeza de esa persona hay un equipo de fútbol al que le expulsaron al mediocampista de contención y a un defensor central. Es decir, el equipo queda descompensado, le cuesta frenar los ataques contrarios, hace agua en defensa. ¿Hasta ahí entendiste?"

- Retardado: "ahá"

- Diego: "ahora, minusválido mental agresivo sería que en una cancha de fútbol 5 o de fútbol sala, en donde deberían jugar cinco contra cinco, jugaran once contra once. ¿Te imaginas eso? todos los jugadores se chocarían, se tropezarían unos con otros, se desesperarían por la pelota, sería como armar un partido de fútbol en el pasillo de un manicomio, todos correrían atolondrados, se cagarían a patadas, sería un quilombo. En fin, esa misma cancha hay en tu cabeza"

No sé si me entendió, pero enseguida noté que me miraba como declarándose insolvente, agotado y sin recambios, como si se hubiera dado cuenta de su desgracia y ya no quisiera cantar ni lanzar más lapices.

En ese momento la madre del retardado llegó nerviosa y apresurada.

- Madre: "buen día, le pido disculpa por haber dejado el local descuidado, me surgió un percance y tuve que salir un minuto. Este es mi hijo, tiene dificultades, ¿le ha hecho algo malo?" - preguntó asustada -


- Diego: "no, casi que ni me dí cuenta de sus dificultades"

La madre no entendió la ironía y suspiró de alivio

- Diego: "vine a comprar hojas A4"

En el momento en que buscaba los folios, el retardado de su hijo le pregunta : "¿mami, quieres que te diga lo que es un minusválido mental agresivo?"

Desde aquella mañana pienso que me perdí lo mejor; sólo dios sabe cuánto quise quedarme a escuchar antes de pagar e irme.©

44 comentarios:

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

Excelente! Excelente entrada! Me empecé a reir desde que leí el titulo y aun me rio sin parar!
Al margen de la gracia, te felicito por el tema del post, que en general es tabú y te animaste a escribirlo brillantemente.
Te aplaudo por animarte y obvio, por el resultado.
Besos miles, diego mira.

Psicologa con problemas dijo...

e el post iba a girar hacia otro tipo de cerdo, pero NO, era literal literal la cosa.

Pero yo conozco varios que entran en tu ejemplo de los jugadores...

TucuMala

Lorena dijo...

Seguro te perdiste la mejor parte!! muy graciosa la anécdota Diego. besos!!

Passion dijo...

Què temita!
Se me complica comentar porque tambièn los aprecio y respeto mucho.
De todas formas, no tengo dudas que ,a pesar de su deficiencia,te entendiò.

BUEN POST.

Besos, Diego♥

solum dijo...

Jajajajajja, genial, me reí de principio a fin!!
Sí, vos no tenés corazón, no hay dudas ;) pero el chico en cuestión se estaba ameritando un correctivo.
Tema jodido para escribir, lo sorteaste bien.
Besos!!

Bea dijo...

Muy bueno.
Me gusta mucho cuando se tocan temas del tipo "de eso no se habla".
Y, más si lo hacen con humor.

La candorosa dijo...

Me parece que quien no entendió bien de que van algunas "limitaciones", era la madre de este muchacho ¡¡pues dejarlo a cargo del negocio en su ausencia!!

Saludazos!

maniachic dijo...

¡cuánta irreverencia!
genial nene

pero te apichonaste con la madre,ehhh

La solitaria dijo...

Jajá buenísimo!!!!!!!!! Genial post.

María dijo...

¡¡Ay, DIEGO!!

Mira, lo que no hay duda, es que tu sangre fría no tiene precio. Me estoy acordando de aquella entrada tuya en la que le llamabas la atención a un fumador, que fumaba donde no debía.

No sé si este texto es real o ficción. Pero desde luego, si fuiste capaz de montar esa metáfora del fútbol sobre la marcha y bajo una lluvia de lápices, tienes toda mi admiración...

Un besazo, genio. ;-)

PD. Y sí, impagable la versión que le contaría el chico a su madre.

Lola dijo...

Es el enorme estupidez humana de vivir generalizando: los bebés son todos dulces, los viejitos todos madrugadores; los jefes todos garcas los adolescentes todos irresponsables....
Al margen, hubiera pagado por ver qué rápido hacías no digamos para irte, para desaparecer directamente.

Anónimo dijo...

jajajajaaa me encanto este post diego. me hiciste reir un monton loco
MI

Marina dijo...

Bueno, creo que esto es una muestra de que no hay que generalizar...
Por cierto, muy buena la comparación :)

Némesis dijo...

Creo que la discapacitada mental por excelencia es la "mami", ya que por un percance es capaz de dejar al retrasadillo en cuestión a cargo de un negocio...
O sea, así como te arrojó los lápices se los podría haber clavado en el ojo al primero que entraba...
La considero más peligrosa a ella, que al minusválido violento.

Cerdos y Cerdas dijo...

Lila Biscia: me alegro que te haya gustado. No hablar de este tip ode personas sería descriminar y en etse chiquero no se descrimina a nadie, todos reciben

Psicologa: conoces a varios agresivos? o sólo retardados?

Lorena: jaja, sí, tendría que haber presenciado eso

Passion: donde haya Cerdos ahí estaremos escribiendo nosotros, sin importar quienes sean (ancianos, retardados, etc)

Cerdos y Cerdas dijo...

Solum: tengo corazón, sólo que me falla. Como al retardado le falla la cabeza, a mi el corazón

Bea: acá se habla de todo, no descriminamos a nadie ni a nada

La Candorosa: sí, un minuto dejar a ese retardado es más peligroso que mono con navaja arriba del ropero

Maniatica: jaja, no, pasa que no entendió la ironía. Ahora, irreverencia por parte de quién?

La Solitaria: me alegro que te haya gustado

Cerdos y Cerdas dijo...

María: sucede que siempre he jugado a fútbol y muchas veces he hecho chiste de esa manera, así que ya lo tenía dando vuelta la idea, en el momento es más fácil que salga sola. Se puede improvisar teniendo algo de conocimiento.
Vos lo dijiste, habría sido impagable quedarse a presenciar lo que el retardado le habrá dicho a su madre.

Lola: generalizar esta mal, pero es necesario. Cuando generalizamos hablamos de la mayoria o de mucha cantidad, siempre hay exepciones.

Mi: buenisimo, reir está comprobado que hace bien a la salud (ya sé que no descubro nada diciendo esa pelotudés)

Marina: generalizar es un vicio que tenemos

Némesis: tal cual, en un minuto puede dar vuelta la tienda, en un minuto pueden hacer tantas locuras

Danniel dijo...

Heeey, se te nota que te falla el corazón. Recuerdo que al intentar (cof cof) entrar en el servicio militar había un chamaquito de mi edad (unos 17 entonces) en las mismas. El no comprendió una orden y un soldado comenzó a agarrarle a putazos, él no tenía ninguna culpa...
Es verdad, a veces también creo que son de lo más sano de la humanidad.

Cerdos y Cerdas dijo...

Daniel: Bienvenido al chiquero.
El enfermo era el saldado que le pegaba, un enfermo de verdad.

Marcela Calderón dijo...

JUAJUAJUAJUA.....
Diego: debo decirlo: más allá de que este episodio haya sucedido exactamente como lo relatás, la verdad es que ¡sos un genio de la escritura! Me estoy muriendo de risa... Mis felicitaciones.
Volveré.
Es promesa.
:)

Ilian dijo...

Muy buena anécdota, yo que tú me hubiera dado un par de vueltas más por ahí o habría molestado a la mamá para que me buscara algo, con tal de no perderme el final. Y excelente el ejemplo de los jugadores de fútbol.

Saludos por allá...

Vic dijo...

Diego, muchas gracias por pasar y comentar en mi blog, espero que sea la primera vez pero no la última!
recién empiezo con el tuyo pero me va gustando bastante también.
saludos!

Anónimo dijo...

jejaja que chico culiado, me hiciste cagar de risa con la comparacion de futbol.
esta publicacion es degeradamente graciosa
abrazo
Rolo

Cerdos y Cerdas dijo...

Marcela: muchas gracias, me alegro mucho que te haya gustado

Illan: jaja, eso fue lo que debí hacer, me lo fui reprochando cuando salí

Cerdos y Cerdas dijo...

Vic: Bienvenida al chiquero

Rolo: jaja, seguro quisiste decir degeneradamente, pero generaste lo que degeneraste (eh?? jaja)

reltih dijo...

full, bacana la baina, me tramo tu relato.
un abrazo

Cerdos y Cerdas dijo...

Reltih: Bienvenido. No entendí nada tu comentario.

mariarosa dijo...

Waww... que garrón.
No todos los chicos con problemas son así, pero a los agresivos de ese tenor, se los debe tratar.
Muchos padres por un exceso de amor los tienen a su lado sin saber lo bueno que es tratarlos adecuadamente y prepararlos para su adultez.
Aparte, muy bien escrito.Lo que pudo ser un drama le pusiste humor.

Saludos.

mariarosa

Anónimo dijo...

juajuajua ahora caigo con lo de anthony hopkin juajua me habia olvidado la pelicula del silencio de los inocentes
me dio todo mucha gracia diego siempre con tu buen humor
MI

María Jesús Verdú dijo...

Visitar tu blog cada vez me gusta más

ENSUCORCEL dijo...

¿No podrías tener una charla de encausamiento con los Kirchner?

Belkis dijo...

Hay de todo en la viña del señor Diego, y efectivamente dentro de los discapacitados los hay mansos y agresivos, y hay que andarles de lejitos, pero en general todos merecen nuestra atención. Aceptación. Me ha gustado visitar tu espacio. Me seguiré dando una vuelta por aquí para conocerte un poco más. Un saludo cariñoso

franmorten dijo...

boludo aunque no lo creas yo soy como una version mas joven de vos... tenemos un vocabulario muy parecido y el mismo humor enfermo jaja
hace poco habia un tipo re borracho (de esos que se les quemaron todas las neuronas) en la terminal y jodia a todo el mundo el tipo y cuando se me acerco a mi le entre a gritar señor subase el cierre del pantalon! que se suba el cierre señor!
ahi el tipo se le fue el pedo la locura y se tomo el palo de la terminal pobre se le cagaban de risa...
sos un grande con la explicacion que le diste al minusvalido ese...
un abrazo cerdo!

Lilith dijo...

Desgraciadamente nuestra sociedad quiere ver a los enfermos mentales, como blancas palomas, y se les olvida que tambien se enojan, que son cabrones, algo que pasa muy seguido es que muchos retardados mentales son tratados con lastima por sus familiares, y no les ponen limites y se vuelven caprichosos y cabrones, pues saben que pueden salirse con la suya y nadie les dice ni madres.

recuerdo que hace unos años mi mama tenia una amiga con un hijo con retraso mental como de unos 12 o 13 años, su hobie era andar agarrandome las tetas, y su mama no le decia ni madres, "es que esta malito" hasta que le meti dos bofetones entendio, y se termino la amistad con la mama.

carlota dijo...

Había más gente a la que le faltaba una hornada no??? ya me dirás tú la madre deja al nano de dependiente , no me jodasss ...

Un beso Diego .

Carlota

Cerdos y Cerdas dijo...

Mariarosa: exacto, hay que saberlo tratar, y por ahí pasa el problema

Mi: jaja, acá en españa no se llama "el silencio del os inocentes", sino que está títulada "el silencio de los corderos", y así con lagunas otras películas, ni idea por qué

Cerdos y Cerdas dijo...

Maria Verdú: gracias, me alegro

Ensucorcel: quisiera esa posibilidad

Cerdos y Cerdas dijo...

Belkis: Bienvenida la chiquero. Me llamó la atención porque yo no conocía un retardado agresivo como este caso. Pero seguramente hay de todo, como decis

Franmorten: jajaja, no es humor ácido, mordaz, es humor enfermo, jaja, aunque me da la sensación que vos estás peor que yo

Cerdos y Cerdas dijo...

Lilith: me causó gracia tu anécdota.
La verdad que yo no conocía a Cerdos de esta clase. Pero me da la misma sensación, la gente le tiene lástima (no por eso se le debe permitir todo)

Carlota: eso digo yo, que cosa debió ser más importante para descuidar semejante criatura por un minuto? es una locura

Anónimo dijo...

no me gusta la historia. y no me gusta porque revela grandes carencias en tu personalidad. me explico: no quiero perder el tiempo leyendo a alguien cuyos actos no hubieran sido iguales, en el hipotetico caso de que el chico que te tiraba lapices hubiera sido mas fuerte que tu. eso me parece tan cobarde. si entras en una tienda, y un chico con una minusvalia mental te tira unos lapices, tu lo que tienens que hacer es meterte tus comentarios mordaces de persona inteligente pero mediocre, por el culo. si tuviera la oportunidad de agredirte, lo haria con un placer tremendo. si existe alguna vez una posibilidad de agredirte, no dudes que lo hare. criticando a los demas desde una optica tan comoda que pareces fascista. no te falla el corazon, te falla el cerebro. ademas de lo cobarde de tus actos.
me oyes? voy a buscar quien eres. para que asumas la responsabilidad que se desprende por hacer tus comentarios. y ahi, delante de todo el mundo, al contrario que lo que tu hacers, te pedire cuentas. andate con cuidado si dejas que tu identidad real trascienda a esta mascara comoda que es la identidad online

Anónimo dijo...

por supuesto, (como eres tan inteligente, a ti ya se te habra ocurrido); no estoy usando una conexion a mi nombre, para que no puedas tener la ip en el hipotetico caso de que me denunciases

inteligente. que eres muy inteligente! pero que bellisima persona eres!!

Regina Rauda dijo...

Este post es buenísimoooo!!!un tanto mordaz y taaaan sincero...yo me hubiera quedado para ver la reacción de la madre....

Por cierto,al mismo tiempo pensaba que... cómo lo explicarias a una mujer a la que no le gusta el fútbol pero tenga el mismo problema? jeje no,yo no voy tirando lápices,jeje Podria ser con un desfile de modelos o algo así :P

Cerdos y Cerdas dijo...

Anónimo: no sabes cuánto valoro tu comentario, sabía que llegaría el momento en el que alguien me diría que mis escrito les caen para el culo, y te lo agradezco que me lo hagas saber.
Sé aceptar los comentarios en los que recibo felicitaciones y elogios y también aquellos que demuestran su descontento.
No me creo inteligente ni mucho menos, pero siempre soy fiel a mis pensamientos y siempre que quiera decir algo lo diré, sin importar quien esté al frente. Así que si hay algo que no soy es cobarde, y si lo tengo que decir de frente lo digo y con micrófonos y parlantes para que se escuche bien. Más bien cobarde será vos por ocultarte en el anonimato.

Regina Rauda: jaja, hay muchas mujeres que entienden de fútbol, pero si no no sé cómo lo hubiese explicado. además salió el tema de fútbol porque ese chico llevaba puesta la camiseta del Atlético Madrid (equipo del que también soy hincha)

Leonardo dijo...

"sería como armar un partido de fútbol en el pasillo de un manicomio, todos correrían atolondrados, se cagarían a patadas, sería un quilombo"

Me acuerdo cuando hacíamos eso en el pasillo de la escuela con una pelota de hojas de papel y cinta adhesiva, éramos como un montón de locos en el manicomio que describís.